martes, 18 de abril de 2017

Perdiendo el microbioma

Trillones de bacterias viven en los intestinos de los primates (conocido como microbioma), contribuyendo al metabolismo, al desarrollo del sistema inmune y a la resistencia a patógenos. Las perturbaciones en estas bacterias están asociadas con enfermedades humanas del sistema autoinmune y del metabolismo que son frecuentes en las sociedades occidentales. Jonathan B. Clayton y sus colaboradores midieron las comunidades microbianas del intestino y la dieta de varias especies de primates que viven en la naturaleza, en santuarios, y en cautiverio. Los investigadores encontraron que el cautiverio y la pérdida de fibra en la dieta en los primates no humanos está asociada con la pérdida del microbioma nativo del intestino haciéndolo más parecido al microbioma del humano moderno, sugiriendo que procesos paralelos podrían estar dirigiendo las recientes pérdidas del núcleo de la biodiversidad microbiana en los seres humanos.

En la imagen se observa un Duc de Canillas rojas o simio disfrazado una especie de primate originario del sudeste asiático y que fue incluido dentro del estudio.

Imagen de Bui Van Tan (2013)

REFERENCIA

Clayton, J. B., Vangay, P., Huang, H., Ward, T., Hillmann, B. M., Al-Ghalith, G. A., ... & Cabana, F. (2016). Captivity humanizes the primate microbiome. Proceedings of the National Academy of Sciences, 201521835.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario