miércoles, 29 de marzo de 2017

Plástico en el océano

Anualmente se arroja al océano 4 millones de toneladas métricas de plástico. Ya en el océano, el plástico se fragmenta en pequeños pedazos que pueden ser ingeridos por las larvas de los peces. En un estudio reciente publicado en la revista Science se colocaron larvas de peces en un tanque que poseía concentración similares de partículas de plástico observadas en la costa sueca. Lo que encontraron los investigadores, fue que la presencia de las partículas plásticas disminuía la velocidad del crecimiento de los peces y las partículas se alojaban en el estomago de las larvas (las esferas transparentes que se observan en la imagen). También, las esferas hicieron que las larvas murieran tres veces más rápido cuando se colocaba un depredador en el tanque.

REFERENCIA

Lönnstedt, O. M., & Eklöv, P. (2016). Environmentally relevant concentrations of microplastic particles influence larval fish ecology. Science, 352(6290), 1213-1216.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario