jueves, 10 de marzo de 2016

Arqueología Mexicana: Amaranto No. 138

La arqueología es una de las ciencias más desarrollada en México, esto debido al pasado precolombino de México y en general toda América Latina. La revista arqueología mexicana se publica de manera bimestral e incluye artículos sobre los nuevos descubrimientos realizados en éste campo. Si bien, la gran mayoría de ellos están enfocados a la arqueología de los pueblos prehispánicos, también se publican artículos respecto a otras culturas alrededor del mundo. La publicación es editada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia y puede ser adquirida en cualquier puesto de revistas o tiendas de autoservicio a un costo de $60. El actual número está dedicado al Amaranto, el cual fue un alimento prehispánico que incluso llegó a prohibirse durante el dominio de los españoles en México, pero que actualmente se consume en todo el país. Nos relatan el cariz religioso de este alimento así como el uso menos convencional del amaranto para fabricar una material con el cual modelar figurillas de cerros con facciones humanas. Éste y otros temas se abordan en el No. 138, a continuación presento la tabla de contenidos y una breve introducción de cada artículo. 

Yaxchilán y su interacción con otras entidades políticas por Roberto García Moll, Rafael Fierro Padilla
Los datos epigráficos demuestran que durante el Clásico Tardio Yaxchilán mantuvo importantes nexos políticos, que incluyen lazos familiares, alianzas y contactos diplomáticos con ciudades del Petén como Calakmul y Motul de San José.


El Amaranto desde el punto de vista arqueológico por Emily McClung de Tapia
En documentos etnohistóricos del siglo XVI se aprecia la importancia que tenía el amaranto o huauhtli en la dieta de los pobladores del Altiplano Central de México los restos arqueológicos de amaranto indican un uso todavía más extenso por parte de las poblaciones prehispánicas.

Los Cuerpos Divinos. El amaranto: comida ritual y cotidiana por Ana María Velasco Lozano
El amartanto es, desde los comienzos de la agricultura, una planta que forma parte importante de la dieta del hombre mesoamericano; su trascendencia deriva de que se integraba, como el maíz, a su mundo profano y sagrado, ya que su consumo era cotidiano y al menos entre los mexicas – como se relata en las fuentes históricas – se utilizaba en las fiestas del calendario ritual, y si bien no se le personificó como al maíz, sirvió para dar forma a numerosas deidades y objetos rituales.

Los Quintoniles. Un recurso alimenticio milenario por Critina Mapes Sánches, Francisco Basurto Peña
En México al menos 11 especies de Amaranthus que se distribuyen en gran parte del país tanto en zonas templadas como cálido húmedas y cálido secas, son usadas como alimento a manera de verdura o quelite. Conocidas en general como quintoniles, estas plantas generalmente se comen en estadios internos antes de la floración, cocidas en agua o fritas en salsa picante, y son productos de temporada ya se desarrollan al inicio de la estación lluviosa.

Las Maquetas de Montes-Deidades de Amaranto del Posclásico. ¿Una tradición ancestral? por Gabriela Uruñuela y Ladrón de Guevara,  Patricia Plunket Nagoda
Como parte del culto al Popocatepetl, en el Posclásico se  modelaban en masa de amaranto maquetas de cerros con facciones humanas. Evidencias arqueológicas en las laderas del volcán sugieren que esa costumbre podría provenir de una antigua tradición. 

El Huauhtli Sagrado. Los tamales tzoalli entre los nahuas de Guerrero por Samuel L. Villela F.
En muchos de los pueblos nahuas de la región interétnica conocida como Montaña de Guerrero siguen elaborándose con amaranto y maíz tostado – tradición prehispánica – los tamales tzoalli, los cuales tienen un carácter sagrado, ya que representan a personajes míticos y potencias de la naturaleza, de la lluvia  y de la fertilidad. 

Ofrenda de Amaranto para los Dioses de la Lluvia. Tradición mesoamericana por Aurora Montúfar López
La recuperación de semillas de amaranto, con ofrenda al dios de la lluvia en algunas ollas Tláloc del Templo Mayor de Tenochtitlan, el festejo y recreación prehistórica de los dioses pluviales en masa de amaranto y la manufactura, con esta masa, de imágenes alusivas al agua en los rituales por la lluvia sugieren un vínculo sagrado entre el tiempo y el amaranto.

El Nuevo Reventón del Amaranto por Luis Alberto Vargas, María de la Luz del Valle Berrocal
Los habitantes de los antiguos pueblos mesoamericanos seguramente quedarían perplejos y a la vez se sentían orgullosos si pudieran constatar que en el presente el consumo de una de las plantas más usadas y apreciadas por ellos, el amaranto, sigue siendo del gusto de la gente por su sabor y gran cantidad de nutrimentos; además de orgullosos al observar que sus técnicas agrícolas contribuyen a aliviar la malnutrición y la pobreza de sus descendientes.

Etnología del Amaranto por Eduardo Espitia Rangel
El amaranto es un cultivo ancestral del origen mexicano que en tiempos prehispánicos tuvo un papel fundamental desde el punto de vista alimenticio y ceremonial. Después de la conquista el cultivo fue proscrito y gracias a que algunos indígenas lo continuaron cultivando en zonas poco accesibles se conservó hasta nuestros días. No obstante que se adapta a suelos pobres que resiste la sequía y la salinidad, que tiene valor nutritivo, propiedades funcionales y gran diversidad de usos, más de dos siglos después no ha recuperado su lugar como cultivo básico y estratégico.

Las tradiciones metalúrgicas en las ofrendas del Cenote Sagrado de Chichén Itzá por Edith Ortiz Díaz, Bryan Cockrell, José Luis Ruvalcaba Sil
Los objetos de metal que se han encontrado en el cenote de Chichén Itzá han llamado la atención de los investigadores en diferentes momentos del siglo pasado y lo que va de éste. Los resultados que se presentan en éste artículo son el producto del análisis de 148 piezas ubicadas en los tres acervos que resguardan estos magníficos materiales.

La salvaguardia de Angkor mediante la cooperación internacional por Nelly M. Robles García
Por su inigualable valor estético, desde los primeros años del siglo XX se realizó un gran esfuerzo para el rescate de las magníficas expresiones arquitectónicas, arqueológicas y artísticas de Angkor.

Más allá de los archivos de la Comisión Científica en México. Las aportaciones de las bibliotecas y de los museos por María Haydeé García Bravo, Eric Taladoire
Las principales aportaciones arqueolócias y antopológicas de la Comisión Científica, francesa, en México (1864-1867) han sido descritas en numerosos estudios, sin mencionar frecuentes alusiones en obras como la Historia de la Arqueología en México de Barnal. Algunos de esos trabajos sintéticos o analíticos son de excelente calidad y muy exhaustivos. Riviale reubica detalladamente los trabajos de la comisión en su contexto teórico y político militar. Le Goff y Prévost-Urkidi proporcionan un índice detallado de los documentos disponibles de los archivos nacionales de Francia en París. Aun así, muchos aspectos de los trabajos de esa comisión y de sus equivalentes mexicanos han quedado totalmente desconocidos, por falta de trabajos sistemáticos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario